Buscar
  • pal-sur

Cascadas: un paraíso tropical en la Patagonia


Llegar a Las Cascadas se siente como estar en un lugar tropical pero con una temperatura agradable. Podría ser como estar en Costa Rica pero con 20° menos. Este lugar para mi es uno de los imperdibles de la zona.


Cascadas es una localidad pequeña que queda en la provincia de Puerto Octay. Una opción para conocerlas es haciendo la vuelta al lago, que demora un día completo, pero donde se pueden conocer, según algunos, los lugares más importantes de los alrededores de Puerto Varas. Otra opción (y mi favorita) sería hacerlo dedicándole el día completo solamente a este lugar, sobre todo si se va en época de calor.


Gracias a los de Turismo Lago Llanquihue fue que conocí esta maravilla, un lugar que hasta ese entonces solo había conocido por fotos.


Como íbamos atrasados respecto a nuestro itinerario (eran aproximadamente las 16:00 horas y todavía no habíamos almorzado) decidimos comer algo rápido en un pequeño restaurante de Cascadas (y el único que estaba abierto). No sé si yo tenía mucha hambre o esas papas fritas fueron realmente las mejores que he comido en mi vida, el hotdog estaba exquisito y la cerveza artesanal mejor todavía, mi guía me recomendó pedirla “mitad y mitad”, una decisión muy sabia, la mezcla perfecta entre una lager y una ambar.


Todos en Cascadas saben cómo llegar a la gran cascada, es cosa de preguntar y lo guiarán.

Luego de andar algunos minutos por un camino de tierra llegamos a un estacionamiento. No había tarifa fija, pero sí pedían un aporte voluntario.


El trekking que hay que hacer es cortito, máximo se podría demorar unos 25 minutos a paso lento, como yo iba sacando fotos y parando en cada esquina calculo haberme demorado una media hora.




El lugar va encantando con un río y paredes de vegetación gigantescas. La sensación de pequeñez llega al límite al mirar hacia arriba. El paisaje aquí es alucinante.






Hay que cruzar algunos puentes, muy “rústicos”, donde recomiendo seguir al píe de la letra las instrucciones “pasar de a 1 persona”. Es cosa de mirar la estructura para darse cuenta que un poco más de peso y podríamos pasar de largo al río.




El camino me deleitó con helechos gigantes, distintos tipos de árboles, el ruido fuerte de la cascada que se escuchaba desde los inicios del trekking y un aire húmedo a causa de toda el agua que va cayendo. Incluso a medida en que nos adentrábamos en este lugar aparecían otras cascadas más pequeñas, y algunas “duchas” en las paredes de vegetación. Me daban ganas de ir tocando todo lo que iba viendo, y por supuesto que de ir sacándose fotos en cada rinconcito.




Cuando llegamos a la gran cascada la potencia con la que caía el agua lograba que me retumbara el corazón, a pesar de ser fuerte me tranquilizaba. El aire estaba tan limpio que me hubiese quedado ahí mirando y respirando un día completo. Respiraba limpio y húmedo al mismo tiempo.


Había un arcoíris y la sensación de admiración no desapareció en los 30 minutos que estuve ahí parada frente a la cascada. Mi pequeñez frente a esa maravilla no hacía nada más que sentirme afortunada de estar en este mundo y tener la posibilidad de admirar la naturaleza del sur de mi querido Chile.



No estuve tan cerca de la cascada y terminé empapada, la brisa que llega es abundante, alcanza a mojar y mucho, menos mal hacía calor y yo lo único que quería era un refresquito de ese tipo. Lástima que nadie me dijo que llevar bikini sería una buena opción.


Ha sido uno de los lugares más bonitos que he conocido en mi vida, hay algo en los lugareños, la flora y fauna que hacen de este lugar un sitio perfecto para desconectarse para conectarse con uno mismo.




Mis recomendaciones son:

1. Llevar traje de baño. Si hace calor este lugar es idílico para un chapuzón.

2. Llevar buenas zapatillas/bototos, de lo contrario aumenta la dificultad del trekking

3. Llevar bloqueador o bronceador (dependiendo los gustos)

4. Ir con tiempo para poder disfrutar del lugar lo máximo posible.

5. En época de invierno recomiendo una parka buena, aunque sea lejos de la cascada uno se moja igual y la temperatura al llegar a la cascada disminuye considerablemente.







340 vistas
Sobre mi

Soy una periodista fanática de la calle, la naturaleza y de las personas. Me gusta conocer y aprender distintas cosas, mejor si lo puedo hacer en el exterior

.Leer más

 

  • White Facebook Icon